Sólo el amor puede salvar al mundo

Quizás no podamos sentir el hambre que siente el otro, o el frío, la soledad o la tristeza que hay en el corazón de los demás. Podemos pasar nuestra vida aislados del pesar y las necesidades del resto siendo egoístas y buscando sólo sentirnos bien nosotros mismos. Pero no podemos tapar el sol con un dedo. Tarde o temprano esa miseria a la que volteamos la cara nos verá directamente  a los ojos y nos pasará la cuenta. Porque el camino del hombre, aunque  lo camina cada uno,  nos lleva a todos. La meta no es llegar a la luz sólo. De que te sirve si dejas a todos los demás atrás. Entonces en donde está el amor? Que sentido tiene conquistarlo todo sin amor?

Nunca podremos saberlo todo, pero si estamos unidos sabremos más.

Cuando pienso en la injusticia, el odio, la indiferencia de los hombres una tristeza muy profunda se instala en mi pecho y pienso que quizás sea imposible cambiar esa naturaleza y pensar en una humanidad diferente.  Que no hay nada que hacer delante de esta realidad de muerte, engaño, manipulación y guerra. Que así es como somos verdaderamente. Se me parte el alma. Quizás porque por dentro aún quiero creer en un mundo de paz.

A dónde vamos? En qué nos convertiremos con el tiempo? Seremos capaces algún día de perdonarnos por todo lo que hemos hecho y todo lo que hemos dejado que suceda? Con que cara veremos a nuestros niños cuando nos pregunten por el amor? Que frase aprendida repetiremos para explicarlo? A quien citaremos? Por qué no hemos entendido que lo más importante que podemos dar, enseñar y vivir es el amor?

El tiempo no se detiene, y a su vez no se mueve para nada. Nosotros sólo somos un pequeño acto en su chistera.

Es doloroso que la mayor amenaza para la humanidad sea la humanidad misma. Que pasa? Por qué no damos espacio al amor. Por qué lo ahorramos? Por qué lo damos sólo a algunos? Por qué no le damos una oportunidad? Acaso no tenemos suficiente para todos?

Quizás el amor no sea lo único que necesitamos, pero es lo único que puede salvarnos.

Anuncios

Acerca de portillomorales

I'm one, everyone, no one.
Esta entrada fue publicada en Lectura y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s