La despedida

Hablando alguna vez con un alma bella sobre la libertad y sus diferentes interpretaciones, llegabamos a la conclusión de que solo en el desapego se encuentra la libertad. Que cualquier tipo de dependencia anula tu naturaleza al definirte utilizando asociaciones. En resumen, la libertad viene a ser el equivalente a no tener cadenas de ningún tipo. Ni físicas, ni psicológicas, ni espirituales.

Pienso que una buena forma de empezar a liberarnos es también liberar a nuestras asociaciones, a nuestros apegos, a esos objetos de los sentidos a los que nos hemos atado, y a los que ( si son objetos sensibles como un ser humano ) también hemos lastimado. Liberar a esos objetos es liberarnos a nosotros mismos.

Escribí este poema hace ya algún tiempo buscando comunicar lo arriba descrito:

 

La Despedida

Me perdí por completo en vos,

y así valido la palabra que te ata.

Me perdí por completo en vos.

Me perdí por completo en tu mirada.

Me perdí por completo en tus sabores, en tu sonrisa.

En tus sonidos y el olor de tu piel.

Me perdi en tu forma.

Me perdí entre tus piernas.

Me perdí por completo en tus palabras, tus sentencias.

En el deseo de tenerte, de saberte mia.

Me perdí por completo en vos.

Me perdí en castillos en el aire,

en canciones,

en tu abrazo me perdí.

Me perdí en tu nombre como no lo hice nunca.

 

Ahora te libero de mi,

de todo lo que represento:

Te libero de mi voz, para que no despierte tu oido.

Te libero de mi cuerpo para que no despierte el tuyo.

Te libero de mi pasado, de mi presente.

De mi presencia, de mi ausencia.

De este juego que lastima.

Te libero de la mentira, del engaño.

Te libero de tanta risa, de tantos besos.

De sentirte libre conmigo te libero.

De los sueños compartidos, sueños rotos.

Te libero de la pregunta,

de los celos.

De las noches que no pudimos tener juntos.

De mis sombras,

… de mis miedos.

Anuncios

Acerca de portillomorales

I'm one, everyone, no one.
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La despedida

  1. sirah dijo:

    Sencillamente maravilloso. Gracias

  2. Pingback: La libertad viene a ser el equivalente a no tener cadenas de ningún tipo | Para los que necesitan evolucionar

  3. virgisa dijo:

    Precioso.

  4. Me gustó mucho este poema. Gracias, de paso, por leer mis escritos.

    Saludos,
    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s